La Batalla de Bannockburn

y Robert the Bruce

0
267
Robert Bruce en Stirling
Robert Bruce en Stirling

La Batalla de Bannockburn se luchó muy cerca del castillo de Stirling, en un terreno que había al lado del río Forth. Fue la batalla más famosa de la guerra de la independencia Escocesa y uno de los momentos más celebrados en toda la historia de este país.

En un lado estaba el ejército escocés con unos 6000 soldados y 500 miembros de la caballería bajo las órdenes de Roberto de Bruce. En el otro estaban los 15.000 miembros del ejército inglés y más de 2000 soldados a caballo. Aquello sólo podía terminar de una manera. Y era con la victoria de los invasores.

Extratégia

Para defenderse de la caballería inglesa, Roberto dividió sus tropas en una formación conocida como “Ciltron” que constaba de pequeños grupos de lanceros que avanzaban formando círculos, lo que impedía la carga de sus enemigos.

Robert Bruce en Stirling2
Robert Bruce en Stirling

Los ingleses cayeron en la trampa, intentaron cargar contra los “ciltrons” y sus caballeros acabaron ensartados en las lanzas escocesas, incapaces de destrozar esta formación, decidieron reagruparse y salir huyendo.

Los ingleses no solo acabaron derrotados, sino destrozados y humillados. Los caballeros atravesados por las lanzas escocesas y otros que habían muerto en el campo de batalla, formaron auténticos ríos de sangre. Al ver todo este caos y semejante carnicería, el rey inglés Eduardo II decidió dar media vuelta y salir corriendo.

Cuando Roberto de Bruce tomó posesión del castillo de Stirling, hizo lo que siempre había hecho, lo destruyó para que sus enemigos no pudiesen volver a utilizarlo. Hoy en día hay una estatua suya en la ciudad pero cuando destruyó este castillo en 1314, sus torres y sus defensas acabaron destrozadas, y sus edificios quemados. Durante más de 20 años esta fortaleza fue un lugar completamente inservible, pero el gran guardián de piedra de Escocia volvió a ponerse en pie.

Compartir