El castillo de Edimburgo

mil años de historia, y asedios interminables

0
283
Castillo de Edimburgo
Castillo de Edimburgo

En sus más de mil años de historia su castillo ha sido el más asediado de Escocia. El castillo de Edimburgo es realmente un hito en Gran Bretaña, con una historia verdaderamente atroz. Ha presensciado traiciones legendarias, puñaladas por la espalda y conspiraciones. Así como las batallas más épicas entre los monarcas ingleses y escoceses.

El castillo de Edimburgo es el más disputado de Gran Bretaña, ha sido atacado veintitrés veces tanto por clanes escoceses enfrentados, como por monarcas ingleses, e incluso por dirigibles alemanes. Lo ha soportado todo y todavía en la actualidad sigue destacando sobre el paisaje, repleto de cañones, intacto y magnífico. Se trata de una de las fortalezas más grandes jamás construidas que todavía hoy sigue dando guerra.

El cañón de las 13 h abre fuego desde el castillo de Edimburgo cada día menos los domingos, el día de navidad y el viernes santo desde 1861. El estruendo que provoca retumba sobre la ciudad de Edimburgo hasta el fiordo de Forth, en el que marca el ritmo de los barcos.

La explosión de la una, recuerda que todavía posee una guarnición militar, es una fortaleza activa y muy impresionante. Este poderoso castillo destaca sobre el horizonte desde donde quiera que se mire. La roca sobre la que se yergue es una maravilla natural.

Salva de la una en el castillo de Edimburgo
Salva de la una en el castillo de Edimburgo

El Castillo de Edimburgo se sienta sobre un tapón volcánico conocido como “Castle Rock“, un enorme bloque de roca volcánica que tiene unos 350 millones de años. El volcán que la produjo lleva mucho tiempo extinto, pero la roca continua siendo el punto neurálgico de la ciudad. Se trata también de un escenario defensivo para acoger un asentamiento que difunda y deje clara su función dominante.

El castillo ha estado habitado desde la edad de bronce, o lo que es lo mismo. Desde hace unos tres mil años. Y al menos durante la mitad del tiempo ha servido como lugar de encuentro de los guerreros antes de salir a luchar en las batallas. Allí comían, luchaban y por supuesto bebían.

 

ÈIDEANN

A través de uno de los primeros poemas conocidos en la historia británica denominado “Gododdin“, sabemos que existía un castillo con guerreros en Edimburgo desde hace unos 1400 años. El poema celebra las azañas de uno de esos guerreros y dice: “no existía nadie que dispersara mejor al enemigo desde la fortaleza de Èideann“. Refiriéndose al castillo de Edimburgo, además el poema cuenta que esos guerreros, estuvieron un año entero bebiendo antes de marcharse a la batalla.

En la edad media Escocia estaba convirtiéndose en un reino unificado, Edimburgo era la capital y los monarcas escoceses y sus familias eran los que controlaban el castillo. Fue entonces cuando el castillo actual empezó a cobrar forma.

Una diminuta construcción dentro del imponente complejo del castillo, nos permite adentrarnos en ese mundo caído en el olvido. Se trata de la capilla dedicada al único santo dedicado a la realeza de Escocia. La capilla de Santa Margarita, construida hace casi 900 años, en 1130 por el Rey David I de Escocia en memoria de su madre la Reina Margarita.

La reina Margarita era una princesa Inglesa que vino a Escocia para casarse con el padre del Rey David I. El poderoso Rey escocés Malcolm III. Margarita murió trágicamente después de enterarse de que su esposo el Rey Malcom III y su primogénito habían muerto en combate a manos de los ingleses. Tres de los hijos de Margarita se convertirían en reyes de Escocia, consolidando cada uno de ellos a Edimburgo como lugar del poder Real escocés.

Sin embargo la hostilidad con los Reyes de Inglaterra continuaría durante siglos, la más mortífera de todas fue la que tuvo como protagonista al Rey guerrero inglés Eduardo I de Inglaterra, que adoptaría el apodo de “martillo de los escoceses“.

1
2
3
4
5
6
Compartir