Ros-an-Ear
Ros-an-Ear

Hoy quiero hablarte de la ruta 500 que se encuentra en la parte norte de las Highlands. Su recorrido circular son 800km y comienza en el castillo de Inverness.

Hay que tener en cuenta que es una ruta y no una autovía, como estamos acostumbrados en España. Por lo tanto olvídate de pisarle al acelerador, no conducirás a más de 50km/h, eso sí, a cambio disfrutarás a tope de unos paisajes sorprendentes.

Los Escoceses son muy respetuosos al volante, es imprescindible ser educado y saludarles en esos tramos que te encontrarás de un solo carril. Cada pocos kilómetros tendrás que pararte por obligación en unas zonas habilitadas para ello.

La ruta de las 500 millas, está muy bien señalizada, no te vas a perder. Cada pocos kilómetros tienes tu área de descanso o un hotel con todo lujo de instalaciones para que te dejes querer. Ahí está el Inver Lodge Hotel.

Los Escoceses llevan años, sacándole buen partido a su país. Hay muchos turistas que ven en estas tierras un lugar donde escapar del mundanal ruido y perderse unos días. Y ellos lo saben muy bien, esta ruta es un ejemplo de ello. Han creado unas infraestructuras básicas que permiten al viajero, sea cual sea su perfil y sus intereses, disfrutar de los atractivos de estas tierras. Al mismo tiempo, han conseguido mantener el entorno prácticamente salvaje.

La mayor originalidad de este nuevo proyecto es haberlo ideado para viajeros muy distintos, como golfistas, moteros, ciclistas, familias, etc…

También está todo pensado para el que prefiera hacer acampada libre, como es mi caso, ya que aprovechas mucho mejor el viaje y te integras en un lugar totalmente puro y salvaje.

La ruta te llevará unos 6 dias si quieres disfrutar al máximo del entorno natural, una ruta llena de playas blancas de arena, sorprendentes aguas de un azul turquesa, montañas imposibles y valles de vértigo.

¿Qué visitar?

Sirena del norte
En Balintore se sienta una sirena en una roca en la playa.

Durante la ruta verás paisajes históricos y paisajes montañosos. Cuando te encuentres entre estos paisajes te darás cuenta de las ventajas que tiene viajar a Escocia. En Easter Ross se encuentra la famosa sirena de las rocas.

Circulando por la carretera además de poder disfrutar de unas vistas increíbles. Tienes que hacer parada en los castillos de Dunvengan, Mey y Ardvrek. El último, es un castillo en ruinas construido sobre unas rocas. A causa de su latitud tiene unas vistas increíbles. Si realizas tu viaje en invierno, desde este lugar, podrás ver auroras boreales.

En la parte noroeste, se encuentran las mejores playas de Escocia. Las más bonitas son la bahía de Sandwood, y Ceannabeinne Beach con sus acantilados rosas y olas de un azul intenso.

Black Isle: Sus colinas ocultan misterios y leyendas de brujería.

La sirena del norte

En Balintore Escocia se sienta una sirena en una roca en la playa. La roca tiene un nombre – “Clach Dubh“, que significa roca negra en gaélico. La estatua de la sirena encima de “Clach Dubh” se conoce como la sirena del norte.

Lo más llamativo de todo es que la estatua se sitúa en la parte más septentrional de Europa. Fue creada por Steve Hayward en el 2007, la peculiaridad es su tez bronceada y su cola cubierta por el agua al subir la marea.

Como anécdota decirte, que en el año 2012 fue destrozada por una tormenta por lo que tuvo que ser restaurada nuevamente en el año 2014 y tras hacerla mucho más resistente de momento sigue aguantando las  extremas condiciones de esta zona.

Muchos en la localidad consideran la escultura un activo importante para el turismo, es un lugar de culto para el turista de calidad que no para de hacerla fotos a la bella sirena.

Compartir