El jardín botánico de Edimburgo (RBGE en sus siglas inglesas) es la segunda institución más antigua de su clase en Gran Bretaña (después de Oxford) y una de las más respetadas del mundo. Se fundó cerca de Holyrood en 1670 y se trasladó a su actual sede en 1823. Tiene 28 Ha de bello terreno ajardinado con espléndidos invernaderos victorianos, coloridas extensiones de azaleas y rododendros, y una rocalla de fama mundial.

Indispensable

Joh Hope Gateway

El nuevo centro de visitantes de los jardines ocupa un singular edificio respetuoso con el medio ambiente de cara a la entrada principal a Arboretum Pl. Acoge exposiciones sobre biodiversidad, cambio climático y desarrollo de la sostenibilidad, exhibe plantas raras de la colección de la institución y tiene un jardín de biodiversidad.

Invernaderos

Un grupo de unos 25 invernaderos situado en la esquina norte del jardín, alberga una extensa colección de plantas tropicales. El lugar de honor lo copa la ornada Victorian Palm House, construida en 1834 y hogar de vastas palmeras de la selva tropical. el Front Range, con invernaderos de la década de 1960, es célebre por su estanque tropical con nenúfares amazónicos gigantes.

La rocalla

Desde que se creara en 1871, la rocalla ha sido uno de los elementos más populares del RBGE. Peñascos y laderas de pedregales hechos de arenisca escocesa y conglomerado son hogar de más de 4000 especies de plantas alpinas y subárticas del mundo entero.

Esculturas

En el centro de información hay mapas para localizar las numerosas esculturas del jardín, que van desde una estatua del botánico y taxonomista sueco Carlos Linneo (1707 – 1778) del arquitecto escocés Robert Adam hasta obras modernas de la escultora de Yorkshire Barbara Hepworth y el paisajista Andy Goldsworthy.