Castillo de Edimburgo

El castillo de Edimburgo es el más disputado de Gran Bretaña, ha sido atacado veintitrés veces tanto por clanes escoceses enfrentados, como por monarcas ingleses, e incluso por dirigibles alemanes.

1

Llegó vestida a la francesa y se comportaba como tal, además era católica. La mayor parte de Escocia era ahora protestante, y en 1560 cuando ella aún estaba en Francia, el parlamento escocés había adoptado el protestantismo como religión oficial. Por eso, muchos escoceses desconfiaban de María.

En 1565, cinco años después de haber vuelto de Francia, la joven y testadura Reina de los Escoceses contrajo matrimonio por segunda vez. Lo hizo con un noble escocés que era además su primo. Enrique Estuardo, Lord Darnley.

Pero Lord Darnley le salió rana, consentido, vanidoso y vengativo. Enrique Estuardo, no tenía ningún interés en ayudar a María a gobernar el país. Al contrario, se dedicaba a beber y a ir detrás de otras mujeres. Este comportamiento tan irrespetuoso pronto caló en los escoceses, lo que puso la reputación de María a prueba.

A pesar de que el matrimonio hacia aguas, en 1566 María se quedó embarazada de su primer hijo, pero se rumoreaba que ese niño no era de Enrique y lo que este hizo fue sentenciar el matrimonio. Como consecuencia Lord Darnley conspiró contra ella, para intentar detener a la Reina y para asesinar a una de las personas más allegadas. Se llamaba David Riccio.

María temía por su vida, y sabía que si perecía en el parto. Su hijo podría caer en manos de Enrique y éste podría usurpar el trono. Así que, decidió dar a luz en el inquebrantable castillo de Edimburgo. En esta época, el 20% de las mujeres de entre 20 y 35 años morían durante el parto, por ello María redactó su testamento. De hecho hizo tres distintos, en el caso de que ella muriera y su hijo sobreviviera o si ambos fallecían. Por tanto, era muy consciente de los riesgos que corría.

María sobrevivió al parto, y dio a luz a un hijo al que llamó Jacobo, pero la confusión que marcó su reinado nefasto, estaba apunto de empeorar. Unos meses después del alumbramiento Enrique Estuardo sería asesinado. Se encontró su cuerpo desnudo en las inmediaciones del castillo de Edimburgo. Estrangulado en el jardín de una casa que habían volado por los aires con pólvora. Se sospechaba que María podía haber tenido que ver algo con su muerte, por lo que su mala fama siguió creciendo. Y esto sumió al país en una guerra civil.

Un grupo de Lores escoceses, se revelaron y la obligaron a abdicar en favor de su hijo Jacobo que contaba entonces con un año de vida, y ella huyó a Inglaterra en 1568 buscando el apoyo de su prima Inglesa la Reina Isabel I, pero no tuvo suerte.

Como sospechaba de ella, ordenó que la detuvieran, y la crisis en Edimburgo se intensificó. Los Lores escoceses estaban ahora sumamente divididos, una parte apoyaba a la católica María en su lucha por el trono, mientras que los rebeldes respaldaban a su hijo Jacobo VI que había ocupado el trono en su ausencia y había pasado su infancia en el castillo de Stirling.

Las diferencias entre las dos partes tardarían dos largos años en resolverse y pondrían en serio peligro al castillo de Edimburgo cuyos defensores se mantenían todavía fieles a la causa de la Reina.

1 COMENTARIO

Deja un comentario