Castillo de Edimburgo

El castillo de Edimburgo es el más disputado de Gran Bretaña, ha sido atacado veintitrés veces tanto por clanes escoceses enfrentados, como por monarcas ingleses, e incluso por dirigibles alemanes.

1

En mayo de 1571 las tropas inglesas de Isabel marcharon sobre Edimburgo y unieron sus fuerzas con los defensores rebeldes de Jacobo VI, utlizaron los morteros, y las armas más avanzadas y bombardearon el castillo hasta su rendición. Tras un largo mes de bombardeos, consiguieron traspasar los muros y la torre de David el elemento central del castillo y la torre más alta fue derribada. Los desmoralizados seguidores católicos de María que se encontraban en el castillo se rindieron. Jacobo VI se reafirmaba así como rey de Escocia. Pero, su madre María estuvo encarcelada bagando por diferentes castillos ingleses durante diecinueve años, antes de ser finalmente decapitada en 1587 acusada de conspirar contra Isabel.

Los escoceses se salieron con la suya cuando Isabel I murió sin descendencia y su primo escocés Jacobo VI subió al trono en 1603 con el nombre de Jacobo I de Inglaterra. El cardo y la rosa volvían a encontrarse por fin.

Sin embargo al castillo de Edimburgo le quedaba mucho por sufrir

Durante cientos de años el castillo de Edimburgo ha sido asediado, atacado y bombardeado en las guerras entre Escocia e Inglaterra. El conflicto hizo mella en cada una de las piedras que forman esta increíble fortaleza y sobre todo en la batería de la media luna. Construida después que el ejercito de la Reina Tudor Isabel I  derribara la construcción medieval denominada «la torre de David«.

1 COMENTARIO

Deja un comentario