Gran parte de la intriga de este barrio es su laberinto de empinados wynds (callejones) y escaleras que unen distintos niveles de la urbe. Pocos visitantes se alejan de la Royal Mile pero, para apreciar bien la historia de Old Town, hay que penetrar en su red de callejuelas ocultas. ¡No será que no te lo estoy advirtiendo!.

El casco antiguo de Edimburgo comienza al sur de la Royal Mile y desciende por el valle de Grassmarket y Cowgate, cruzado por los arcos del puente George IV y South Bridge. La diferencia de niveles crea un entramado de estrechos espacios, callejones y escaleras que piden a gritos que se exploren sus secretos rincones.

Hasta la fundación de la New Town en el s. XVIII, el viejo Edimburgo era como una colmena masificada e insalubre, atrapada entre el cenagoso terreno del Nor’ Loch (North Loch, hoy seco y ocupado por Princes Street Gardens), al norte, y las murallas al sur y al este. La única posibilidad de crecer que tenía la ciudad era hacia arriba, y los edificios de cinco y seis plantas que se alzaron a lo largo de Royal Mile en los ss. XVI y XVII eran los rascacielos de la época, que maravillaban a los escritores que visitaban la ciudad, como Daniel Defoe. Todas las clases sociales, de mendigos a magistrados, vivían codo con codo en estos hormigueros humanos; los más acaudalados ocupaban los pisos intermedios (lo suficientemente altos para evitar el ruido y el hedor de las calles, pero no tanto como para cansarse subiendo escaleras), mientras que los pobres se apiñaban en áticos, plantas bajas y sótanos, entre ratas, basura y aguas residuales.

Las viviendas del Old Town, reformadas, albergan hoy día una próspera comunidad urbana y las calles rebosan de cafés, restaurantes, bares, albergues y tiendas de recuerdos. Pocos turistas van más allá de la Royal Mile, pero merece la pena explorar los incontables closes con patios tranquilos, que a menudo ofrecen vistas inesperadas de la ciudad, el mar y los montes.

Victoria Terrace

Dese Lawmarket, al final de la Royal Mile, hay que bajar por Fisher’s Close, que lleva a la deliciosa Victoria Terrace, por encima de la curva empedrada de Victora St. Un paseo hacia la derecha brindará buenas vistas, al final de Victoria Terrace, es ideal para almorzar o tomar una copa.

Grassmarket

Al bajar por las escaleras que hay en el centro de la calle se llega a Grassmarket, que fue la sede de un mercado de ganado desde el s.XV hasta principios del s.XX, así como el lugar donde se efectuaban las ejecuciones. Por ello conmemora a los mártires covenantes con un monumento en su extremo oriental, donde se hallaba el patibulo. Los infames asesinos Burke y Hare tenían su cuartel general en un close hoy desaparecido en una bocacalle de su extremo oeste.

Flodden Wall

Si se sube a la izquierda por los escalones conocidos como el Vennel, se verá en lo alto, a la izquierda, la Flodden Wall, uno de los pocos fragmentos de la muralla urbana que se construyó a principios del s.XVI como protección contra una temida invasión inglesa. Tras ella se extiende la Telfer Wall, una ampliación posterior.

George Heriot’s School

Se gira a la izquierda por Lauriston Pl hsta dar con George Heriot’s School, uno de los edificios más impresionantes de Old Town. Se contruyó en el s. XVII con los fondos legados por George Heriot (orfebre y banquero de Jacobo VI conocido como Jinglin’ Geordie). En su origen fue una escuela para huérfanos, pero en 1886 se convirtió en colegio de pago. Abre al público en Doors Open Day, que se celebra en septiembre.

Greyfriars Kirkyard

Es uno de los lugares más evocadores de Edimburgo, un tranquilo oasis de verdor salpicado de intrincados monumentos. Muchas figuras célebres de la ciudad yacen enterradas en este lugar, como el poeta Allan Ramsay (1686-1758) o William Smellie (1740-1795), editor de la primera edición de la Enciclopedia Británica.

Cowgate

Es una larga y oscura garganta que lleva al este desde Grassmarket. En su día fue la carretera por la que se llevaba el ganado desde los pastos de Arthur’s Seat a la ciudad. A la derecha está el nuevo tribunal de justicia por el Tailors Hall (construido en 1621, ampliado en 1757), que hoy es un hotel y bar, pero que en el pasado fue la sede donde se reunía el Companie of Tailzeours, el gremio de sastres.

South Bridge Vaults

South Bridge pasa por encima de Cowgate en una sola arcada, pero hay otras nueve ocultas a cada lado, rodeadas de edificios posteriores. Las que quedan al norte pueden visitarse en un circuito guiado. Una discoteca, The caves, ocupa las del sur.