East End

La zona más antigua de la ciudad una extensión del centro

0
48

La zona más antigua de la ciudad se apiña en torno a la catedral y se extiende hacia el este del centro moderno. Aunque solo queda a 15 min de paseo desde George Sq, numerosos autobuses pasan por los aledaños. A continuación hablamos de lo más destacado del East End.

Qué visitar

Catedral de Glasgow

Dotada de un oscuro e imponente interior que evoca el poderío medieval, esta catedral transmite una extraña sensación de intemporalidad y, al mismo tiempo, resulta inquietante. Es, además, un magnífico ejemplo de arquitectura gótica y, a diferencia de la mayoría de las catedrales escocesas, sobrevivió casi incólume a la agitación desatada por la Reforma. Casi todos los edificios actuales datan del s. XV.

Se entra por una puerta lateral que da a la nave, adornada con estandartes militares. El techo de madera ha sido restaurado en múltiples ocasiones desde su construcción, pero aún conserva partes del s. XIV; destacan los espectaculares escudos. Muchas de las soberbias vidrieras son modernas, como La Creación, de Francis Spear (1958), en la ventana de poniente, a la izquierda.

El coro está dividido por un cancel de piedra de finales del s. XV, con siete pares de efigies que simbolizan los siete pecados capitales. Los cuatro paneles con vidrieras de la ventana de levante, que representan a los Apóstoles (también obra de Francis Spear), resultan sumamente evocadores. En la esquina noreste se sitúa la entrada a la sala capitular superior, del s. XV, donde se fundó la Universidad de Glasgow. Hoy se utiliza como sacristía.

A la parte más interesante, la cripta, se accede por una escalera. Su bosque de columnas crea un poderoso ambiente alrededor del sepulcro de san Mungo (fundador de una comunidad monástica en el lugar en el s. V), objeto de una famosa peregrinación medieval que, según dicen, se consideraba tan meritoria como visitar Roma.

Detrás de la catedral se despliega la necrópolis en una pintoresca colina cubierta de hierba. Los ornamentados mausoleos victorianos de los potentados locales invitan a disfrutar de un interesante paseo, bonitas vistas y cierta dosis de emoción gótica.

St Mungo’s Museum of Religious Life & Art

Instalado en una reconstrucción del palacio episcopal erigido en su día frente a la catedral, este museo captura con audacia las principales religiones del mundo en un delicioso marco. Presenta similitudes y diferencias en el modo en que los distintos credos abordan cuestiones como el nacimiento, el matrimonio y la muerte; y puede decirse que se trata de una atracción de interés doble: por un lado, cuenta con una impresionante batería de arte que suprime la frontera entre la religión y la cultura; mientras, por el otro, brinda la oportunidad de ahondar en las distintas fes tanto como se desee.

Provand’s Lordship

Cerca de la catedral se encuentra la vivienda más antigua de Glasgow, un singular ejemplo de arquitectura doméstica escocesa, construida en 1471 como casa parroquial. Los techos y los pasillos son bajos y las estancias están escasamente amuebladas con piezas de época, salvo una habitación de la planta superior, que refleja fielmente el espacio donde vivía un capellán a principios del s. XVI. Su principal reclamo es su ambiente auténtico, obviando, eso sí, el prosaico linóleo de imitación a piedra que cubre el suelo de la planta baja.

People’s Palace

En el parque más antiguo de la ciudad, Glasgow Green, este edificio de recios sillares anaranjados contiene un impresionante museo de historia social que esboza el devenir de Glasgow desde 1750 hasta la actualidad, mediante creativas muestras aptas para familias. El palacio fue construido a finales del s. XIX como centro cultural del East End. El anexo Winter Gardens es un invernadero de plantas tropicales, ideal para tomar un café.

Deja un comentario