El Festival Internacional del Libro de Edimburgo lleva con nosotros por lo menos con este nombre desde el 1983 y ahora es un acontecimiento clave en la temporada de festivales del mes de agosto.

A lo largo de su historia, este festival creció muy rápidamente hasta convertirse en el festival más grande y más dinámico de su tipo en el mundo. 

En su primer año, en el Festival Internacional del Libro se presentaron unos 30 autores, hoy en día, estamos hablando de más de 700, y que son el disfrute de lectores de todas las edades.

Una característica importante es la presentación de una serie de debates de alto perfil. Cada año, escritores de todas las partes del planeta se reunen aquí para formar parte de este foro único en el que el lector y su autor intercambian ideas y opiniones sobre algunos de los problemas más acuciantes del mundo.

Junto al programa principal, se encuentra el respetado programa infantil, que ha crecido hasta convertirse en un escaparate principal para escritores e ilustradores infantiles.

Este festival no es sólo para comprar y que te firmen un libro o ponerse a leer un libro sentado en un sillón, aquí se realizan talleres, cuentacuentos, mesas redondas, eventos con sus lectores.

Desde su creación, el lugar predilecto es la histórica Charlotte Square Gardens, situado en pleno centro de Edimburgo. Cada año, los jardines se transforman en un encanto de stands que acogen alrededor de 220.000 visitantes.

Aquí se venden tal cantidad de libros, que yo me atrevería a decir que es como un talismán para autores y sus obras. Esta feria, se enorgullece de ejecutar su propia operación de venta de libros independiente.

Desde octubre de 2009 el Festival Internacional del Libro está dirigido por Nick Barley.