En Edimburgo las compras trascienden los célebres grandes almacenes de Princes St. Abarcan desde moda de diseño y joyas hechas a mano a librerías independientes, delicatessen y mercados agrícolas. Entre la clásica oferta escocesa se cuenta la cachemira, el tweed de Harris, las prendas de tartán la joyería celta, el salmón ahumado y el whisky.

Princes Street

Es la calle comercial por excelencia, también donde están los principales grandes almacenes, desde Marks & Spencer a BHS y Debenhams. Una manzana al norte, en George St, hay tiendas de diseño de más categoría, y en Rose St y Thistle St hay muchas especializadas. También hay dos céntricos centros comerciales, Princes Mall, en la punta oriental de Princes St, junto al Balmoral Hotel, y St James Centre, al final de Leith St, además de Multrees Walk, un modercon complejo con unos almacenes Harvey Nichols como punta de lanza en el lado este de St Andrew Sq.

Barrios comerciales

Otras calles comerciales del centro son South Bridge, Nicolson St y Lothian Rd. Para compras más originales – incluida moda, música, artesanía, regalos y joyería- hay que ir a las callejuelas empedradas de Cockburn St, Victoria St y St Mary’s St -todas bocacalles de la Royal Mile en Old Town-; William St, en el West End y Raeburn Pl y St Stephen’s St en Stockbridge. Ocean Terminal, en Leith, es el mayor centro comercial de la urbe.