Recordamos la batalla de Falkirk

Tras el éxito de la batalla de Stirling, William Wallace fue nombrado guardián de Escocia. Ya era muy popular por estos lares. Desde marzo de 1298 el control del país por sus tropas era absoluto. Unos meses posteriores, en el verano del mismo año, Eduardo ya de regreso a Inglaterra desde Francia, le tenía preparado a Wallace una de las suyas.

Eduardo de Inglagerra reunió a su ejército en York y avanzó hacia los Borders escoceses en dirección al castillo de Roxburgh.

¡CONTENIDO BLOQUEADO!

Suscribirse

Accedes a todo el contenido por una mínima cuota.
Más contenido de calidad.

Desbloquear esta noticia

La desbloqueas ahora y es tuya para siempre.
Salir de la versión móvil