Tal día como hoy pero de 1903

comenzó a funcionar el reloj floral de los jardines de Princes Street, en Edimburgo.

Impulsado por un mecanismo de relojería y con solo una aguja horaria, el Reloj Floral de Edimburgo se inspiró en una exhibición de alfombras en el jardín de West Princes Street en 1902 para conmemorar la coronación de Eduardo VII.

Al año siguiente, John McHattie, el superintendente del parque de la ciudad en ese momento, y los relojeros de Edimburgo James Ritchie and Son crearon el reloj floral instalando un mecanismo de reloj en la base del Monumento Allan Ramsay.

¿Te gusta lo que lees?

Apoya al periodismo de calidad, y elige la mejor opción más abajo.

POR SUSCRIPCIÓN

Contenido Exclusivo para suscriptores.
Tienes tres opciones disponibles.

PAGO POR USO

Desbloqueas contenido y lo disfrutas para siempre, sin ataduras, ¡así de fácil!.
Salir de la versión móvil