El West End es una extensión de New Town, con elegantes casas georgianas, plazas ajardinadas y refinadas tiendas en William St y Stafford St. Abarca el distrito de Exchange, hoy centro neurálgico financiero de la ciudad, así como la zona de los teatros en Lothian Rd. En el oeste, desciende hasta el valle del Water of Leith para encontrarse con la pintoresca Dean Village.

Una vez te encuentras en Dean Village, destaca el Dean Bridge. Diseñado por Thomas Telford y se construyó entre 1829 y 1832 para ampliar la New Town hacia el noroeste. Cruza el estrecho valle del Water of Leith, flanqueado por abruptas laderas.

La pintoresca Dean Village, en el valle, justo al oeste de Dean Bridge, (de dene, “valle” en escocés). Fue una comunidad molinera fundada por los canónigos de la abadía de Holyrood en el s. XII. En 1700 tenia once molinos de agua que molían el grano para hacer harina. Uno de ellos se transformó en varios pisos. Hoy la aldea es una bonita zona residencial.

No puedes pasar de alto el Water of Leith Walkway, una pasarela de unos 20 km prácticamente ininterrumpidos de ruta para recorrer a pie o en bici junto al río desde Leith pasando por Stockbridge y Dean Village hasta Balerno, en el extremo suroccidental de la ciudad.

También quiero destacar el barrio de Stockbridge, un enclave bohemio situado al norte del centro con un interesante conjunto de tiendas y un buen surtido de pubs y bistrós de barrio. Nació como aldea molinera, y a principios del s. XIX creció en tierras que pertenecían en gran parte al pintor sir Henry Raeburn, quien dio su nombre a la calle principal, Raeburn Pl.